En esta fecha especial, recordamos con orgullo el espíritu indomable que caracteriza a los hijos del llano, guardianes de una cultura única y arraigada en la vastedad de horizontes infinitos.

En El Día del Llanero, exaltamos el honor y la lealtad que caracterizan a los hombres y mujeres de estas tierras, quienes mantienen vivas las tradiciones ancestrales de nuestra región. Cada joropo, cada copla y cada gesto de amistad nos recuerda la riqueza cultural que fluye a través de nuestras venas.

Es así como el 25 de julio, Día Nacional de la Cultura, Tradición e Identidad Llanera, se ha convertido en una fecha donde los cantantes recorren las calles principales de la región, la carne asada en vara se vuelve un espectáculo, el repique de cotizas al son del joropo se escucha más lejos y la llaneridad ensancha los corazones de miles de habitantes de una región que han contribuido al desarrollo cultural del país.

¡Viva la cultura llanera y la esencia de nuestra tierra amada!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí