El Inti Raymi es un homenaje al sol, una expresión genuina de gratitud y unión con la madre tierra, y una oportunidad para preservar y compartir la herencia de antiguas civilizaciones.

Durante siglos, el Inti Raymi ha sido una ceremonia de gran trascendencia para los pueblos originarios de los Andes, como los incas y sus descendientes. Las comunidades se preparan con entusiasmo para rendir homenaje a Inti, el dios sol, que simboliza la fuente de vida y fertilidad en sus culturas.

Las calles se llenan de color y música mientras los danzantes con trajes tradicionales, elaborados con finos tejidos y adornados con símbolos sagrados, se congregan para dar vida a esta festividad milenaria. La emoción se desborda en cada paso, en cada compás de la música ancestral y en la mirada llena de devoción hacia el sol que se alza en el cielo.

A la Fiesta del Sol también se vinculó la comunidad makaguán del resguardo indígena El Vigía de Arauquita, quienes asistieron como invitados a las actividades culturales y deportivas, tuvieron su propia representación a través de los trajes típicos y las madrinas, además participaron activamente del campeonato relámpago los días sábado y domingo, resultandos ganadores.

El Inti Raymi es un recordatorio poderoso de que nuestras raíces culturales son un tesoro inestimable que debe ser valorado y preservado. Esta celebración evoca un sentido de comunidad, respeto por la naturaleza y gratitud por las bendiciones recibidas.

Por: Jenn Rolón.

Informa #ComunidadAlDía

🎥 En el siguiente video hablan Fausto Castañeda, vocero de la comunidad Kichwa; María de la Torre, vicepresidenta de la ONPIK y Víctor Tocaría, vocero de la comunidad makaguán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí