El pasado 29 de septiembre hombres armados, al parecer del ELN, llegaron hasta una finca en el sector de Tamacay municipio de Tame y se llevaron contra su voluntad a cuatro jóvenes; tres venezolanos y un colombiano.

Dentro de los secuestrados estaba Clistene José Zapata, su cuerpo sin vida fue abandonado por quienes lo asesinaron en un paraje rural del municipio de Arauquita el pasado 11 de noviembre.

Hace apenas dos días algunos de sus familiares lograron reconocer el cuerpo de su ser querido el cual permanecía como NN en la morgue del municipio de Saravena.

Cuando esperaban llevarse el cuerpo para brindarle cristiana sepultura apareció Medicina Legal realizando una serie de exigencias que no permiten que les entreguen el cuerpo.

Destrozados por la irreparable pérdida, tristes hasta los huesos por no poder volver a ver con vida a su querido Clistene piden un gesto de humanidad por parte de las autoridades colombianas para que les permitan realizar las respectivas exequias a su hermano, hijo, sobrino y amigo que encontró la muerte a manos de un grupo al margen de la ley en Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí